Nutrientes y fertilidad

Hemos compilado una lista completa de nutrientes que son importantes para su fertilidad y que, asimismo, le muestra los alimentos naturales que contienen estos nutrientes. bolsa-compra

 

 

Beneficios:

Está contenido en:

Nutriente:

Consistencia del moco cervical, calidad de espermatozoides.

Pimientos, brócoli, frutos cítricos, jitomate, moras, papas, espinaca.

Vitamina C

 

 

 

Desarrollo de células sexuales y del embrión, producción de hormonas sexuales femeninas.

Huevo, frutos amarillos y vegetales, leche y derivados, vegetales de hojas verdes, pescado.

Vitamina A

 

 

 

Ovulación (junto con vitamina C), desarrollo de células sexuales y del embrión.

Huevo, hortalizas de hoja, nueces, trigo, germen, aceites prensados en frío.

Vitamina E

 

 

 

Importante para la calidad del esperma y su cantidad.

Pescado, huevo, leche, mantequilla, luz de sol.

Vitamina D

 

 

 

 

Producción de hormonas sexuales, desarrollo de células sexuales y del embrión.

Brócoli, espinaca, col rizada, col, escarola, levadura, jitomate, naranjas, frijoles de soya, perejil.

Ácido fólico, vitaminas B6 y B12

 

 

 

Producción de hormonas de la tiroides y, por lo tanto, importantes para el control del ciclo (y para el desarrollo del feto).

Sal de mesa yodada, sal de mar, pescado salado, canónigos, berro, huevo.

Yodo

 

 

 

Fertilidad (su deficiencia incrementa el riesgo de aborto involuntario).

Carne, pescado, huevos, vegetales de hoja verde, brócoli, frutos secos, cerezas.

Hierro

 

 

 

Coagulación de la sangre en la mamá y el bebé, equilibrio hormonal, calidad y cantidad de espermatozoides.

Cereales, vegetales de hoja verde, sardinas y mariscos, leche y derivados.

Calcio

 

 

 

Fertilidad en general.

Vegetales de hoja verde, tofu, plátano.

Magnesio

 

 

 

Ciclo menstrual, crecimiento y división celular del feto, espermatozoides, producción de testosterona.

Pescado, alimentos del mar, huevo, alimentos integrales, jengibre, hongos, carne.

Zinc

 

Deficiencia del ácido fólico

El ácido fólico y la planeación del bebé: la Sociedad Alemana de Nutrición declara que las mujeres entre 25 y 51 años sufren de una deficiencia de los llamados micro-nutrientes. Se sospecha que la causa de esta deficiencia es, parcialmente, la píldora anticonceptiva, que reduce la absorción del ácido fólico y el yodo. Son precisamente estos nutrientes quienes juegan un rol vital en la fertilidad (y en el bebé por nacer).

 

Tome ácido fólico también cuando está planeando tener un bebé.

Durante años, los doctores han recomendado rutinariamente que las mujeres embarazadas tomen ácido fólico, dado que promueve el desarrollo de las células del bebé en el vientre y previene, por ejemplo, un defecto en el tubo neural (espina bífida) en el recién nacido. El ácido fólico está contenido, sobre todo, en el brócoli, la col rizada, la col, la espinaca, la escarola, el perejil, el jitomate, los frijoles de soya, en la yema de huevo y la levadura.

 

A menudo, el ácido fólico que se absorbe a través de los alimentos es insuficiente o es inadecuadamente convertido en el proceso metabólico.

 

Por esta razón, los doctores recomiendan que las mujeres que desean tener un hijo comiencen tomando pastillas de ácido fólico desde antes de embarazarse. Esto asegura que el embrión reciba un suministro adecuado durante la primera etapa del embarazo. Las mujeres que han estado tomando la píldora anticonceptiva por un largo tiempo sufren en ocasiones una deficiencia inadvertida de ácido fólico. Las preparaciones de ácido fólico están disponibles en cualquier farmacia de prestigio.

 

El yodo es importante para las hormonas

Yodo y planificación de un bebé: si vive en una región con niveles bajos de yodo, debe incrementar su ingesta de yodo, de manera que su tiroides y, por lo tanto, su producción de hormonas funcionen propiamente y los nervios y células cerebrales de su bebé se desarrollen adecuadamente. Utilice sal de mesa yodada o sal de mar y consuma pescados de agua salada, canónigos, berros y huevo regularmente.

 

Hierro para tener sangre saludable

El hierro y la planificación de un bebé: muchas mujeres sufren deficiencia de hierro. Esta deficiencia es mucho más pronunciada cuando pierde sangre luego de su periodo y durante el embarazo. Debe ingerir hierro en su alimentación diaria, así como mejorar el uso que hace su organismo del hierro tomando jugo de naranja. La vitamina C de las naranjas fomenta un uso adecuado del hierro. Coma más alimentos ricos en hierro, como la carne roja, el pescado y el huevo. En farmacias o tiendas especializadas en alimentos saludables encontrará jugos enriquecidos con hierro; estos jugos son, en ocasiones, mucho más digeribles que las preparaciones de hierro.

 

Calcio para los huesos

El calcio y la planificación de un bebé: por lo regular, nuestros huesos obtienen cantidades suficientes de calcio de los alimentos que comemos. No obstante, a partir de la cuarta semana de gestación, es decir, antes de que se realice el test de embarazo, el bebé requiere cantidades adicionales de calcio del cuerpo de su madre para la formación de sus huesos y dientes. Por esta razón, es recomendable que comience a tomar mucho calcio desde ahora. Son recomendables, fundamentalmente, la leche y sus derivados, aunque éstos suelen ser en ocasiones difíciles de digerir. Los cereales, hortalizas de hoja verde, diente de león, sardinas y mariscos contienen altos niveles de calcio. Puede, asimismo, obtener cantidades adicionales de calcio del agua mineral rica en calcio.

 

Vitamina D y el sol

Vitamina D y la planificación de un bebé: la vitamina D es una de las vitaminas solubles en grasa, es decir, que son efectivas sólo cuando se les combina con gasa. Coma, por consiguiente, mantequilla y pescado, y tome leche. Para recibir un adecuado suministro de vitamina D, debe pasar también suficientemente tiempo al aire libre y abastecerse de sol. Dado que la vitamina D regula el equilibrio del calcio, también es responsable de la fortaleza y estabilidad de los huesos.

There are no products matching the selection.